Cómo se proyecta la fuerza laboral frente a nuevas demandas de la economía digital

diciembre 22 2021

Fuente: Diario Financiero

Los esfuerzos conjuntos del sector público, las empresas y la academia para formar a las personas en habilidades digitales podrían agregar US$ 13 mil millones al PIB de Chile hacia 2030, según un estudio de Accenture. Eso es especialmente relevante de cara a la reactivación.

Por Airam Fernández

En un mundo cuya actividad se vuelca cada día más hacia las operaciones digitales, crece la necesidad de contar con personas que desempeñen en el rubro tecnológico. Según estimaciones globales de la consultora IDC, entre 2020 y 2024 se necesitará sumar a 10,5 millones de profesionales del área de TI.

En ese contexto, lo que Chile enfrenta es desafiante. Especialmente si se considera que la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información (ACTI) estima que al año en el país hay una brecha de más de 5.000 profesionales TI.

Te contamos todo sobre cómo se vislumbra el mercado laboral en dicho sector.

 

Grandes retos

Según el estudio Demanda de Perfiles Digitales 2021 de Talento Digital para Chile, la proyección de demanda de perfiles digitales se duplicó este año. En las áreas trainee, los más requeridos son los desarrolladores de software. En las áreas de especialidad, destacan los especialistas en datos, arquitectura Cloud y DevOPs.

Para Andrea Tokman, economista Jefe en Quiñeco y Consejera de la Comisión Superior Laboral, llenar el ancho de esas cifras es complejo porque persisten deficiencias en la educación formal.

Lo que más le preocupa son los problemas de calidad y de pertinencia, así como brechas importantes en el análisis crítico y en la capacidad de aprendizaje continuo.

Tokman observa que "la capacidad de progreso inclusivo radica en acceso a oportunidades laborales para la mayor cantidad posible de personas. La obsolescencia del capital humano complementario con las habilidades requeridas por esta nueva revolución industrial pone en riesgo nuestra competitividad a nivel país y personal". 

Según la experta, esto es particularmente relevante para las habilidades digitales, donde los grupos más vulnerables tienen mayores brechas y una educación inicial de peor calidad.

 

Oportunidad de oro

Pero ese escenario puede ser la puerta de entrada a un mundo de oportunidades, coinciden los expertos, para así mejorar el sistema educativo, impulsar iniciativas de formación que contribuyan en ello y dinamizar el mercado laboral.

Hans Nemarich, Technical Recruiter Lead y CTO en N12 sostiene que la escasez de talento tech calificado es una realidad mundial. Desde su punto de vista, el reto como país radica en ser capaces de tomarlo como una oportunidad y abrir el ecosistema a iniciativas como:

 

  • Bootcamps
  • Instrucción
  • Trabajo remoto
  • Reconversión laboral para el mundo digital

 

Para Claudia Pichuante, Senior Manager de Strategy & Consulting de Accenture Chile, el país debe tomar como punto de partida lo que reveló un estudio reciente de la firma: que la reconversión laboral tiene una relación directa con la recuperación económica.

"Si el sector público, el privado y la academia trabajan ahora en conjunto para preparar a las personas en habilidades digitales, se podrían agregar US$ 13 mil millones al PIB de Chile hacia 2030. Pero, para esto, también es clave invertir de forma estratégica en nuevas tecnologías", advierte.

 

Desarrollo incluyente y equitativo

La mirada de género toma especial relevancia frente a estos números. Pichuante recalca que "si duplicamos el ritmo al que las mujeres se convierten en usuarias fluidas de las tecnologías digitales, se podría acortar drásticamente el plazo de la igualdad de género".

Esto también podría permitiría que 97 millones de mujeres en todo el mundo consigan un trabajo remunerado y, de esa manera, reducir la brecha salarial global de género en un 21%.

Por su parte, Andrea Tokman subraya la necesidad de mejorar la calidad de la educación formal, desde la preescolar hasta la superior, donde se priorice la formación de personas "con capacidad, disposición y habilidad para seguir formándose durante su vida". 

También cree que es importante rediseñar el sistema de formación para el trabajo, e integrarlo con la orientación, intermediación y acompañamiento laboral, aprovechando las nuevas herramientas tecnológicas que "amenazan algunas funciones".

 

Formación para el futuro

Talento Digital para Chile es una iniciativa que, desde 2019, busca generar reconversión laboral, en sintonía con las demandas de la industria.

"Estamos convencido de que la digitalización puede crear más empleo del que destruye"dice su directora ejecutiva Jeannette Escudero, mientras añade que con más de 3.700 egresados han visto el cambio de muchas vidas y trayectorias laborales que requerían de nuevas oportunidades de formación para mantenerse vigentes.

Florencia Attademo-Hirt, gerente general del Departamento de Países del Cono Sur y Representante en Chile del Grupo BID revela que una iniciativa como esta puede tener para responder a lo que viene y hacer frente a las demandas. 

"Como piedra angular del desarrollo, la digitalización no solo permitirá mejorar la productividad del país, sino que también fortalecerá su integración con los mercados internacionales", dice. Y para eso, advierte, es fundamental dar "un paso decisivo" en la formación de habilidades digitales para la fuerza laboral. 

La coordinación público-privada permitirá "producir los cambios y desarrollos requeridos para lograr el nivel de reconversión necesaria frente la cuarta revolución industrial", dice Ricardo Ruíz de Viñaspre, director del Sence.

"Las empresas conocen las habilidades que se necesitan, y desde el Estado podemos proporcionar los incentivos necesarios para estimular esta industria y que se formen los profesionales digitales requeridos por el mercado", concluye.

Fuente: Diario Financiero

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER